La Historia sin nombre

L'Histoire sans nom

Llenar un vacío, como si una historia única y verdadera no resultase suficiente, como si fuese necesario insistir en ella una y otra vez. La “bastardeada”, dice Mathias Énard. Concederle la misma importancia a los anónimos que a los héroes ilustres. Entonces Lise y Arthur London son uno mismo. Clemenceau y Jaurès se ponen de acuerdo. Simone Veil y Yehuda Lerner logran liberarse y escapan a la deportación. La Pasionaria se funde con Durruti. Donde Jean Moulin y Pierre Brossolette se entremezclan a pesar de sus discrepancias con respecto al futuro de la República.